mentorias
Empleo,  Impacto Social

Las mentorías son clave para conseguir el acercamiento necesario entre potenciales candidatos y empresa

Hoy entrevistamos a Elena García y Lola Benjumea, HR Analyst y Talent Acquisition Analyst del Nationale-Nederlanden que participan en las mentorías de carrera de las estudiantes de The Bridge. Nos responden a algunas preguntas sobre la brecha de género digital desde su visión como recruiters.

Nationale-Nederlanden participa como Hiring Partner de nuestra escuela desde principios del 2020. Además de esta colaboración, tenemos la suerte de contar con dos personas del equipo de esta empresa, de matriz holandesa, en la Comunidad de Mentores de The Bridge.

Dejadme que os las presente: son Elena y Lola, HR Analyst y Talent Acquisition Analyst del departamento de Experiencia de Empleado, que participan voluntariamente en la iniciativa de mentorías enfocadas a las chicas.

¿Qué son las mentorías de The Bridge?

Si has llegado hasta aquí y no sabes qué es nuestra Comunidad de Mentores, hagamos un inciso. Las mentorías de The Bridge son una serie de encuentros informales entre los alumnos y expertos del mundo de la Selección y los HR

El objetivo es dar a los primeros todas las herramientas y consejos posibles para afrontar los procesos de selección y, a su vez, que los mentores los conozcan y se cree una conexión que puede derivar en contrataciones.

Dentro de estas mentorías, hemos creado un rincón especial para las mujeres a fin de dar seguimiento de género, dada la escasa presencia de mujeres en Tecnología. Es aquí donde colaboran Lola y Elena, que además de sus grandes conocimientos en HR, aportan siempre una energía arrolladora a las mentorías y mucha, mucha cercanía. 

La experiencia de las expertas

Nos interesa mucho lo que estas dos expertas de los Recursos Humanos tienen que contar de su experiencia, así que les hemos hecho algunas preguntas sobre las sesiones de mentoría de nuestra segunda promoción y su opinión sobre las mujeres en tecnología. ¡Sigue leyendo!

P: ¡Hola chicas! Demos a los lectores un poco de contexto. ¿Nos contáis vuestra trayectoria?

Lola: Pues yo hice la carrera de Traducción e Interpretación, pero siempre tuve claro que quería que mi trabajo estuviera enfocado a las personas. Al acabar los estudios trabajé en Wyser, una empresa de Headhunting. Posteriormente, me incorporé a Nationale-Nederlanden porque necesitaba ir un poco más allá, ganar la visión del cliente final, sentirme parte de una cultura que transmitir a los candidatos, y conocer más áreas de los recursos humanos.

Elena: Yo me diplomé en Turismo, pero descubrí mi pasión por los RR.HH. y la gestión de personas. Por ello, realicé un Máster en Gestión y Dirección de RR.HH. Tuve que luchar duro por encontrar una posición estable en plena crisis económica en 2008 y finalmente encontré la oportunidad de entrar en Nationale-Nederlanden. ¡Ya han pasado 10 años! Mantengo el entusiasmo y la motivación del primer día. El departamento al que pertenecía pasó a llamarse Experiencia del Empleado (en una clara declaración de intenciones) y, a día de hoy, me siento muy afortunada de crecer en él como profesional y persona. 

P: Por lo que os conocemos en The Bridge, damos fé de vuestra pasión. Lola, ¿qué es lo que más te gusta del trabajo? ¿qué te hace mantener el entusiasmo?

Lola: Como Talent Acquisition Analyst, por un lado, llevo la gestión integral de los procesos de selección, a nivel central y red comercial, de las diferentes áreas de la compañía. Por otro, participo en el desarrollo de distintos proyectos y programas del área de People & Culture. Lo que más me gusta de mi trabajo, sin duda, son las personas. Son el centro de nuestro día a día y resulta muy enriquecedor y reconfortante saber que estás ayudando a la gente a desarrollarse, orientar su carrera o encontrar su proyecto ideal.  

P: Ahora una pregunta para Elena. Trabajando en este sector, es fácil darse cuenta de que el número de mujeres dedicadas a la tecnología es inferior al de hombres. Vosotras lo debéis ver de primera mano en los procesos de selección. ¿Os encontráis con obstáculos para encontrar mujeres que cubran vacantes digitales?

Elena: En la gran mayoría de procesos sí, y aunque intentamos hacer discriminación positiva no siempre es posible seleccionar a mujeres en puestos de corte digital. La creencia histórica de que los hombres estaban más capacitados para ocupar estos puestos sigue limitando mucho al sector. De ahí, la importancia de impulsar el cambio y empoderar las habilidades femeninas en el ámbito digital

P: ¿Por qué os interesó la iniciativa de Mentorización de The Bridge? ¿Creéis que esta iniciativa es útil?

Lola: Nos gustó la idea de poder ayudar a mujeres del mundo tecnológico que empiezan en el mundo profesional, pasan por un proceso de reciclaje o bien, están dando un giro de 360º a su carrera. Queremos estar más cerca de ellas, orientarles, ayudarles a sacarse el máximo partido, mostrar su gran valía y, por supuesto, estar en contacto con ellas de cara a cubrir posiciones de tecnología que surjan. Me parece una iniciativa preciosa y de gran utilidad para ambas partes.

Elena: En Nationale-Nederlanden, siempre nos hemos sentido muy atraídos por cualquier iniciativa social y de ayuda que tuviera que ver con nuestro sector o área de expertise. Identificamos la necesidad de acercarnos a stakeholders que pudieran darnos una visión completa de la necesidad y soluciones, y, casi por casualidad, descubrimos a The Bridge. 

Las mentorías son clave para conseguir ese acercamiento necesario entre potenciales candidatos y empresa. Además, el asesoramiento y mentorización suponen una inversión a corto y medio plazo para la compañía, ya que no solo aconsejamos y dirigimos a las profesionales a conseguir sus objetivos, si no que indirectamente creamos una “bolsa de empleo” para nuestros futuros procesos de selección. 

P: En julio terminasteis vuestra primera etapa de mentorías, y ahora estáis a punto de empezar con una promoción de alumnas. Contadnos cómo lo habéis vivido.  ¿Qué habéis aprendido?

Lola: La experiencia ha sido fantástica y muy enriquecedora. He aprendido mucho de todas; son unas chicas súper valientes, inquietas, con muchas ganas de aprender y muy trabajadoras. Las sesiones han sido siempre muy amenas e interactivas, las chicas participaban y preguntaban sin miedo.

Elena: Comparto con Lola que ha sido algo enriquecedor. Me he quedado sorprendida de la madurez, profesionalidad, cercanía y valentía que tienen las estudiantes de The Bridge. La inversión de tiempo ha sido reducida y el aprendizaje mutuo es altísimo. 

P: ¿Qué otras cosas que deberían hacer las empresas para ayudar a cerrar la brecha de género digital?

Lola: No solo la digital, sino la brecha de género en general; especialmente en áreas de responsabilidad. Al final, se trata de una transformación cultural y de mentalidad mantenida durante muchos años y resulta complicado cambiar la situación de la noche a la mañana. 

Sin embargo, puede acelerarse implementando ciertas medidas de discriminación positiva, favoreciendo la incorporación femenina frente a la masculina en el ámbito de selección, y haciendo más hincapié en el desarrollo de las mujeres de la compañía, tanto en el entorno digital como en cualquier otra posición. 

Elena: Son muchos los estudios que demuestran que la diversidad mejora la innovación y los resultados económicos de las empresas. Hay un informe de Mckinsey que muestra que por cada incremento del 10% en diversidad de género, el resultado antes de impuestos puede crecer un 1,5% adicional. 

Por este motivo, las compañías deberían de tener claros los beneficios que aporta la igualdad de género en las organizaciones, en el corto, medio y largo plazo. 

Algunas de las medidas encaminadas a cerrar esa brecha de género, y que en Nationale-Nederlanden ya estamos implementando, son: fomentar la conciliación de la vida laboral y personal, aumentar la flexibilidad en los horarios, instaurar en los procesos de selección la regla 50-50(mismo número de hombres y mujeres como candidatos válidos para un puesto, a la hora de iniciar la fase de entrevistas), favorecer la discriminación positiva en los procesos cuando hay dos candidatos igualmente válidos, o la formación a todos los empleados en temas de igualdad. 

Se trata de acciones sencillas de implementar que generan un alto retorno empresarial y social. 

¡Muchas gracias a las dos por vuestros comentarios y cercanía! Nos veremos en la próxima edición de las mentorías.

¿Quieres conocer las iniciativas de género que llevamos a cabo en The Bridge? ¿Quieres saber más acerca de la Comunidad de Mentores? Escríbeme a maria@thebridge.tech.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *